El regreso descafeinado de The Walking Dead (T5)

(Aviso importante: esta entrada contiene SPOILERS. Así que, si no has visto al menos los dos primeros episodios de la quinta temporada, quizás no deberías seguir leyendo)

Después de esa difícil espera que separa la emisión de cada temporada, por fin The Walking Dead ha vuelto a nuestras pantallas. Sin embargo, lo que nos hemos encontrado en este regreso puede que no haya sido exactamente lo que esperábamos ¿o sí? Bueno, para mí, claramente no. ifear_the_walking_dead_I

La cuarta temporada de nuestros zombies favoritos me dejó un regusto un tanto amargo. Tras la destrucción (por parte del famoso ‘gobernador’) del recinto de la cárcel en la que se encontraba el grupo protagonista, éste acaba desperdigado en pequeños conjuntos independientes. Así, cada episodio centró su atención exclusivamente en el devenir dos o tres personajes, mientras todos al tiempo se veían atraídos por los carteles que se encontraban de una supuesta terminal que era el paraíso, un lugar seguro, una nueva comunidad donde estar a salvo. Pero estaba claro que no iba a ser así.

Debido a las circunstancias de la trama, aquella disgregación del grupo central al que casi siempre veíamos juntos, probablemente hizo recaer demasiado peso dramático sobre ciertos personajes que no daban para tanto, además de que la lucha por la supervivencia empezó a resultar bastante tediosa. Aunque hay gente a la que le gustó el cambio de ritmo, más pausado, de esa cuarta temporada, a mí no me satisfizo en absoluto, y no por la escasez de acción en general, sino porque realmente se había roto lo mejor de la serie, que era la interacción entre todos. The Walking Dead es en cierto modo una obra coral. Eso conlleva que muchos de sus personajes no tengan demasiada profundidad, y eso se notó mucho cuando debían aguantar por sí solos 45 minutos de atención exclusiva. La cosa se hacía bastante pesada en términos generales y los enfrentamientos con los caminantes ya aburrían un poco.

ifear_the_walking_dead_II
Esto es un guionista que le dice a otro: “¿Y si nos cargamos a Rick? No hay huevos…”

Destaco del resto, eso sí, un episodio auténticamente glorioso como fue The Grove (La arboleda) en el que las niñas Mika y Lizzie acaban muertas. Estoy seguro de que lo recordáis si lo habéis visto, porque es de lo más fuerte que se ha emitido en la serie, y te deja totalmente en shock. Por desgracia, salvo ese episodio, no hubo mucho más reseñable. Total, que te pasas toda la temporada deseando que se junten de una vez todos en la puñetera terminal y que pase algo. Por supuesto, eso no ocurre hasta el último momento de la temporada, y, efectivamente, el lugar, lejos de ser un remanso de paz, resulta que es el hogar de un puñado de cabrones que se dedican al canibalismo. Allí acaban capturados casi todos los del grupo ‘de los buenos’, a la espera de ser devorados, lo cual prometía bastante. Y así nos quedamos hasta que empezó la quinta.

ifear_the_walking_dead_III
La dichosa terminal, que poco nos ha durado.

Incomprensiblemente, cuando uno cree que el asunto de la terminal va para largo y que puede dar de sí momentos memorables de tensión, resulta que a los cinco minutos llega Carol, que iba por libre, la lía parda con un par disparos y los libera a todos, destruyendo el lugar. WTF?? ¿Dónde ha quedado la tensión de caníbales versus protagonistas? Te quedas con cara de decir: ¿Ya está? ¿Toda una temporada esperando para esto? ¿Para qué tanto rollo con ver quién era capaz de llegar si todo se iba a resolver en medio episodio? En fin, decepcionante es poco para definir lo sucedido en esa fraudulenta terminal. Total, que, sí, todo el grupo se reúne de nuevo como buenos amigos en paz y armonía, y vuelta a vagar sin rumbo por los bosques. No me lo puedo creer…

ifear_the_walking_dead_IV
A dios rezando y con el mazo dando. Me parece que algo de eso va a tener la quinta.

El segundo episodio de la quinta temporada nos presenta a un nuevo personaje: un cura misteriosamente solitario que guarda algún oscuro secreto. El grupo finalmente decide poner rumbo a Washington para que el científico, Eugene, pueda -supuestamente- poner remedio a la infección zombie mundial. Quizás allí sí nos espere algo interesante, pero no creo que eso ocurra antes de la sexta temporada, me temo. Además, de momento aún tienen que librarse de los supervivientes caníbales de la terminal, que aún andan sueltos por ahí, y deduzco que se van a llevar el peso central de, al menos, la primera mitad de esta nueva tanda de episodios.

ifear_the_walking_dead_V
Aquello de ‘lo poco gusta, lo mucho cansa’ también vale para los zombies.

The Walking Dead es una serie que resultaba realmente apasionante, destacando en especial sus dos primeras temporadas, y un peldaño por debajo (aunque bastante buena también) la tercera. Sin embargo, el carácter gore de sus escenas y el devenir continuo de eventos realmente impactantes ha provocado dos efectos no deseados:

– 1) Que acabas ya saturado de zombies. No aportan tensión, ya no son algo nuevo, no acojonan. Los protagonistas ya han pasado por todo tipo de situaciones con ellos, prácticamente todos han estado al borde de la muerte, y otros tantos la han palmado, pero nos hemos acostumbrado a ello. Ya no sorprenden, pero no porque estén mal, sino que es una cuestión de sobreexposición debido a la duración de la serie. La trama central debe avanzar mucho más para que entre aire fresco, y realmente no lo está haciendo.

– y 2) La muerte habitual, el miedo, la desesperación, el horror del caos, la ausencia total de principios y valores, aquello de cazar o ser cazado, el agotamiento de la supervivencia, las víctimas inocentes de la desesperación… todo eso ya lo hemos visto. The Walking Dead nos lo ha mostrado con profusión de detalles y lo ha hecho muy bien. Lo malo es que, ante tanta pesadilla continua, ya sólo cabe aquello del ‘más difícil todavía’ para hacer que nos removamos en nuestros sillones, y eso a estas alturas es algo muy complicado de conseguir. En realidad, aparte del repentino fallecimiento de algún personaje realmente importante o un giro realmente sorprendente de la trama central (que la situación pide a gritos), no creo que haya mucho más que pueda sorprendernos y hacer que esto no decaiga como lo está haciendo.

ifear_the_walking_dead_VI
“No te preocupes, en un cuarto de hora escapamos de aquí y no pasa na’.”

En fin, sólo quería compartir con el mundo mi punto de vista sobre lo que está ocurriendo en esta gran serie que un día fue The Walking Dead. Y lo que ocurre, francamente, ya no me apasiona, por mucho éxito que reflejen los índices de audiencia. Antes era genial, ahora simplemente correcta. Aún están a tiempo de reaccionar y ojalá lo hagan, porque los dos primeros episodios me hacen intuir que estamos ante otra temporada de cierto trámite hasta que ocurra algo realmente destacable. Realmente la serie empieza a ser como un zombie en sí misma, a deambular sin rumbo definido buscando carne fresca que devorar. Esperemos que la encuentren pronto.

Pablo Ortiz 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *