Wolf Creek 2: el retorno del cazador

Presentada en el pasado Festival de Sitges fuera de concurso, esta cinta acaba de ser recientemente premiada en el Festival Nocturna 2014 de Madrid (la semana pasada) con los galardones de Mejor interpretación, Mejor guión y Mejor dirección.

ifear_wolf_creek_2_I

Wolf Creek 2 continúa el camino iniciado con la primera parte, que era un típico slasher carnicero con pocos aderezos y mucho gore. Lo cierto es que muchos aplaudieron ese primer trabajo del director Greg McLean, pero yo aún estoy preguntándome por qué. En realidad no es que estuviera mal, pero no había nada en él que los aficionados al género no hubiéramos visto decenas de veces antes. Sí le da un punto más escalofriante el hecho de que la historia (ambas partes en realidad) están basadas en hechos reales.

Wolf Creek es el segundo cráter de meteorito más famoso que hay en la Tierra (el primero es el Barringer, en Arizona, USA), y se encuentra en un entorno natural protegido en medio de la nada, en Australia. Por lo visto ha habido repetidas denuncias de desaparición de turistas extranjeros en la zona, e incluso parece que existen ciertos indicios de que hay un asesino en serie por la zona. El guionista ya se encarga de poner el resto, aunque no sé yo si se merece el premio recibido porque el resultado tampoco es para tanto. En cualquier caso, seguro que rodar la película en ese sitio debió dar un poco de repelús.

ifear_wolf_creek_2_II

Lo malo de esta segunda parte (tranquilo, no hay spoilers) es que convierte al protagonista de las masacres en una especie de caricatura de sí mismo. Además, se añaden situaciones un tanto inverosímiles que restan credibilidad al asunto. Sin embargo, el nivel de casquería raya bien alto, curiosamente más en la primera mitad de la cinta que en la segunda, mientras que luego la atención se centra en una dilatada persecución que no acaba de convencer por absurda.

ifear_wolf_creek_2_III

Uno de los aspectos destacados de Wolf Creek 2 es la estructura general. En los enésimos slasher que hemos visto hasta la saciedad, lo habitual es presentar inicialmente un cierto número de personajes ‘futuras víctimas’ (suelen ser entre 4 y 8 aproximadamente), que después van cayendo de uno en uno a lo largo del desarrollo, y toda la emoción se centra en saber quién sobrevive si es que lo hace alguien. En Wolf Creek 2 esto varía ligeramente. Al principio todo se centra en una sola pareja, y entonces sabes que algo ha de pasar porque dos personajes no suelen dar para mucho en una matanza. Lo que ocurre después dejaré que lo descubras por ti mismo.

ifear_wolf_creek_2_IV

John Harratt, actor local que también figuró en Django desencadenado o Australia, hace un excepcional papel de psicópata nacionalista (aquí sí está bien merecido su premio), y si ves el film en versión original, podrás apreciar su trabajo con un acento inglés realmente cerrado, propio del paleto rural al que interpreta. Sin duda, le pone cara a uno de los villanos más espeluznantes de los últimos tiempos. Menos justificado encuentro que el premio lo comparta ex aequo con su compañero de reparto, Ryan Corr. Bajo mi punto de vista, correcto sin más.

ifear_wolf_creek_2_V

El final de la cinta también es un tanto sorprendente, e incluso descoloca bastante teniendo en cuenta los antecedentes presenciados, pero lo cierto es que enlaza con los datos reales en los que se basa la película, y te deja una sensación bastante amarga. Los típicos rótulos finales de explicación aportan una información que te dejarán intranquilo. Como ya comenté en el artículo de Lake Eden, nada da más miedo que saber que estas cosas pasan de verdad. 

ifear_wolf_creek_2_VI

En definitiva, Wolf Creek 2 ahonda en lo mostrado en la primera parte y lo mejora parcialmente. Es una lástima la intención de introducir secuencias de acción no demasiado creíbles o un carácter burlón al asesino, que indudablemente le resta atractivo. Quizás un poco más de finura en la ejecución de ambos aspectos le hubieran hecho sumar puntos en vez de perderlos. En cualquier caso, hay que reconocer que la película entretiene y se deja ver bien.

Hasta que llegue la tercera (que llegará).

Pablo Ortiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *